viernes, 16 de abril de 2010

In the Ghetto


Cada cierto tiempo me acuerdo de la famosa versión de In the Ghetto del Príncipe Gitano y me veo en la obligación de reproducir el video de su actuación en TVE (con risas de fondo incluidas) unas cuantas docenas de veces hasta que me quedo a gusto y puedo seguir con mi vida. Ya sabemos que España es un agujero negro para los idiomas, bla bla bla; eso está muy visto, no voy a ir por ahí ni aunque me toque muy de cerca por aquello de ser traductor. De hecho, voy a poner el video casi por obligación:



Lo que siempre me ha llamado la atención es cómo el Príncipe Gitano canta la línea «Well, the world turns» (0:56). No dice «guol», ni «ton», ni nada por el estilo: dice «güe de güel ten». No sé cuánta gente se habrá parado a analizar esto, pero yo sólo puedo llegar a una escalofriante conclusión: el Príncipe Gitano tuvo como asesor a un hablante de inglés avanzado y con ciertos conocimientos de fonética que era consciente de la correcta pronunciación de world y turn ([wɜɫd] y [tʰɜn] en británico típico), que intentó trasladarle esa información al Príncipe Gitano y, aun así, *eso* fue todo lo que se pudo conseguir. Trágica historia que recuerda a la del profesor de educación para la ciudadanía de Hitler.

Dramatización de los ensayos

La explicación alternativa que se me ocurre es que el Príncipe Gitano tuviera un aparato fonador equivalente al de un delfín.

PD: naturalmente.

2 comentarios:

virginia dijo...

DURO...MUY DURO...no tengo palabras
y de la pd me abstengo de comentar...
(jo...yo quiero fonar como los delfines!)

Rober dijo...

Tremendo, ¿verdad?
Para fonar como un delfín puedes probar a pulirte las cuerdas vocales. Preferiblemente con mucho alcohol después, para, er, desinfectar.